miércoles, 17 de junio de 2015

Sobrevivimos: el año de Vicente

Últimas horas del día del ingeniero del 2015.

Este año, como el anterior no reparamos mucho en ese tema, aún deseándote un felíz día al Sr. Marido Marce, porque Vicente supo irrumpir en nuestras vidas para no poder prestarle atención a muchas otras cosas.

Me gusta pensar en lo que estaba pasando hace un año. Era la primer noche los tres, pensamos en los gatos que estaban esperandonos en casa para dormir todos juntos luchando contra el frío en la cama y no pudimos pensar en nada más porque el primogénito no cerró un ojo en toda la noche. Que noche terrible.

Hoy, ahora, duerme hace un par de horas y promete hacerlo hasta las 7 de la mañana. El instinto me dice que debo dormirme ya pero como no es poca cosa llegar al año con el bebé en una sola pieza voy a seguir escribiendo un rato más contando los momentos en que supimos que somos unos #padresdemierda.

1) El primer control: Cuando nos dieron el alta de la clínica le hicieron al bebé una extracción de sangre para chequear no se que cosa a importantes, una de ellas la bilirrubina. Lo teníamos que retirar en 15 días y llevarlo al control pediátrico del primer mes... pero nos olvidamos. Afortunadamente, el analisi dio bien y no había urgencia.