miércoles, 28 de mayo de 2014

DiariosdeViaje: FujiSama

La aventura del trasnporte publico en Japón.

Estando tan en boga el tema de los trenes en Buenos Aires, no puedo evitar recordar el placer que me provocaba usar el transporte público en Japón. Independientemente de lo malo que es nuestro transporte público, hay que aclarar que el transporte público en Japón es conocido por ser uno de los mejores del mundo. Con lo cual, si bien hay casos peores que el nuestro, estaríamos comparando al Real Madrid (flamante ganador de la Champions League) con el Club Social y Deportivo Defensa y Justicia.

Hay otro elemento determinante de mi felicidad en esos trenes, que es su limpieza. Cosa que aquí no se da, y que nos la debemos pura y exclusivamente a nosotros.

Sin embargo, hoy no me ocupa una columna de opinión negativista a lo Canal 26, sino contarles como desde el centro de Tokyo, tomando 3 trenes diferentes, llegamos al pueblito japones que alberga al Monte Fuji.


Como turista uno tiene la posibilidad de comprar (fuera de Japón) un pase de trenes de la linea JR. Este pase es de la red mas importante de trenes (que se transforman en subtes al entrar a la metropolis) y se puede adquirir por 7, 14 o 21 dias; asi como tambien la cantidad de pases que se necesiten para cubrir el viaje; es decir dos pases de 21 si te vas un mes y medio. A Q U I se pueden consultar las oficinas donde comprarlo.

Con este pase, adquirido antes de salir y validado ni bien llegamos a Tokyo en el aeropuerto de Narita (que dicho sea de paso, fue uno de los momentos mas felices de mi vida, ya que interactué por primera vez con una japonesa hablando en japonés); nos acercamos a la Estación de Tokyo para consultar como llegar al Monte Fuji usando el pase.

Nos informaron que debíamos tomarnos un tren hasta la ciudad de Otsuki, de ahí otro tren hasta Kawaguchico, donde nos tomaríamos un último tren hasta el pie del monte. Vieron? toda una aventura.

Nos tomamos el primer tren y llegamos a un pueblito minimo; este pueblito se llamaba Otsuki, y para dar una idea de lo poco turistico de su ubicación, les cuento que los baños de la estación eran los tradicionales japoneses -no muy poco tienen que ver con los nuestros-.
Esperando el siguiente tren, advertí que el nombre del pueblo era Luna Grande (Oo = grande; Tsuki = luna) porque seguramente en lo bajo de las construcciones del pueblo la luna se vería gigante.

Desde ahi nos tomamos un tren hasta Kawaguchico, y de ahi el tren con caritas de caritas de Monte Fuji hasta llegar al FujiSama. Nos toco un día de llovizna, eso no impidió que recorrieramos el pueblito y subieramos algo del monte pero si hizo más dificil que lo pudieramos ver como parte del paisaje. El monte se caracteriza por su cima en forma de espatula.

A la vuelta no tuvimos tanta suerte. Optamos por tomar un micro, ya que teniamos miedo de llegar muy tarde a Tokyo si nos disponíamos a tomar nuevamente tres trenes. Sin embargo, terminamos llegando tardísimo debido a un embotellamiento en zona de Shinjuku, donde debíamos bajarnos.
Una vez ahí, volvimos a la querida red de subtes y volvimos al hotel!

Ahora, fotos!
atención a la primera... Aldu sin panza!! con mi amada musculosa de Maria Cher :)

viernes, 23 de mayo de 2014

Comimos: Fortin de Santa Rosa

No tengo ganas de hacer las cosas pendientes del trabajo. No, no y no.
Si, es cierto que es viernes a la noche, pero tenemos que tener el cuenta dos cosas: 1- desde ayer que estoy haciendo reposo, y en consecuencia no estuve haciendo nada mas que dormir hasta las 17 hs de hoy; 2- se me esta acabando el tiempo de "no-tener-que-ocuparme-de-un-bebe".

Así la vida, hace como 3 horas malllll que vengo posponiendo los papeles que me miran apilados a mi derecha por cualquier cosa que llame minimamente mi atencion.
No es que me encuentre con una lucidez que me permita sacar trabajo a full... pero algo hay que hacer. O habria. 
Porque ahora me voy a poner a hablar de como comimos en el Fortin de Santa Rosa.
Debe ser porque tengo hambre.



La cocina estaba en manos de los encargados del hotel, por lo que debía solicitarse con anticipación. 
Para la cena habia dos opciones, ambas con entrada, plato principal y postre; y degustacion de vinos; al menos no para mi, por obvios motivos.

La entrada eran unos panes caseros con un pate exquisito de hierbas; los platos principales eran las suculentas empanadas y las abundantes rabas que se ven en la foto, y el postre un helado de dulce de leche con salsa de chocolate y frutos rojos. Lo terminamos con un te de menta, y quedamos pipones pipones listos para ir a dormir....

Mencion aparte para los desayunos. También super caseros, con frutas, cereales, facturas (incluidas medialunas con jamon y queso!), te o cafe y jugo exprimido de naraja. Felicidad total.

Lo interesante de las comidas en el hotele era donde se servian. La cena se servía en el restaurant del hotel, un antiguo salón (recordemos que la hosteria era una antigua casa colonial), mientras que los desayunos se servian en cualquier mesita libre de lugar. Algunos días en el patio, otros en el salón, otros en las galerías; e incluso si uno se levantaba temprano tenía la posibilidad de elegir el lugar.

Unos genios, pasa el tiempo y no dejo de considerar este lugar como uno de los mejores lugares para descansar en vacaciones.

Aqui las fotos, mientras veo de acelerar la hora de la cena...

Buen finde!!

miércoles, 14 de mayo de 2014

YoMama: Se escuchan ofertas

Queridos amigos, hasta hace nada teníamos asegurada la sala de cesarea, dado que nuestro pequeño retoño se resistia a acomodarse para salir; sin embargo, y demostrando ser hijo de su padre, Vicente, a ultimo momento, ha decidido darse vuelta, mirar hacia abajo y ponernos de nuevo ante la incertidumbre de su llegada por parto natural.

Y como no somos egoistas (!?) queremos que uds. nos acompañen en esta incertidumbre tratando de ponerle fecha al nacimiento de Vicente. Para que tengan una idea aproximada, la fecha probable de parto es el 7 de junio.  

Tomaremos nota de las propuestas y de lo que propongan como premio. 
Una vez nacido nuestro bebe, anunciaremos al ganador. 

Escuchamos ofertas, mientras les dejamos unas fotitos que sacamos de la super-panza.


lunes, 12 de mayo de 2014

YoMama: Pasamos el mes 7 y entramos al 8

La panza se pone grande, las piernas caminan lento, la cintura suena, y todo indica que el cuerpo se va disociando para ir molestando en todas sus partes al mismo tiempo.
Ya dormir es una aventura y caminar 3 cuadras a la farmacia requiere la planificacion de una escapada de finde largo.
Sin embargo, me considero una embarazada afortunada, ya que hasta la llegada a la semana 35 nada de esto me pareció tan grave. Quizás sea que estamos llegando a la meta y me voy poniendo ansiosa, o que llevada la cuenta de 8 meses de cambios en el cuerpo uno se fastidia un poco. Sea como sea, quiero que nazca mi niño; y si es posible ya.

Este último tiempo nos hemos ocupado de preparar nuestra casita para la llegada del Vincent. Ya tenemos catre, cochecito, huevito, ropita y pañales; no porque los papis sean muy puntillosos, si no mas bien porque Vicente tiene unas tias muy copadas que se ocuparon de ir explicandoles a los papis que necesitaban y en algunos casos directamente facilitarlo.
Que mis seres queridos quieran y cuiden a mi bebe tanto como yo me provoca una felicidad enorme! muchisimas gracias a todas!!

Ya tenemos el bolsito armado y estamos mentalizados para que en cualquier momento llegue.

Ahora, como nos ensanchamos hasta hoy y algunas fotos del VincentShower de este ultimo sabado.