jueves, 27 de marzo de 2014

Comimos: El día que viajé 18374kms para comer Mondongo

Si, señor. Ese flagelo alimenticio me estaba esperando del otro lado del mundo.
Flagelo alimenticio porque lo considero uno de los platos mas repugnantes que pueda llegar a existir, con perdon de quienes con, seguramente, mucha dulzura confeccionaron la receta y se la hicieron conocer a sus seres queridos.
Y del otro lado del mundo, porque me lo sirvieron en Japón.



Llevábamos ya dos días en Tokyo, comiendo bentos (bandejitas con varios tipos de comidas) cuando decidimos meternos en un restaurant cuyo cartel de entrada prometía comida internacional que se encotnraba ubicado a pocas cuadras del hotel . Nos imaginamos que ibamos a comer algun plato asiático no japonés; quizás algo australiano, que se yo.... esas cosas que uno piensa cuando esta en una ciudad en la que todo es al reves. 
No nos equivocamos, había opciones de toda índole; indoles que nos eran totalmente desconocidas. Abrumada por la cantidad de nombres de alimentos cuya forma y gusto no tenia manera de adivinar, me llamó la atención un plato que tenía tomate. 
Parentesis: amo el tomate. De todas las maneras en que se pueda presentar: ensaladas, salsas, rellenos. Y siendo un ingrediente muy poco utilizado allá, me le tiré encima. 
Tal fue mi ceguera cuando leí "トマト"; o sea, tomate en japones, que no presté atención a las otras palabras en inglés (escritas en japones) que había en la misma oración. 
Esta palabra era belly, es decir, estómago. La cual sumada a la palabra pork, daba la certeza de que iba a estar comiendo mongondo de cerdo.
Pero bueno ... yo me enteré cuando me trajeron el plato; el cual pueden ver en la tercer foto. 

Era la salsa más rica del mundo, pero con mondongo.
De más esta decir que se lo comió el Sr. Marido, mientras yo probé su plato de pasta con caviar rojo y negro; plato al que, para ser pescado, encontré muy delicioso. También era una delicia el pan!! Otro infaltable de la comida de occidente que extrañé mucho.
Respecto al lugar, tenía una ambientación con mucha onda. Diferentes tipos de mesas, para grupos de amigos o parejas; además de una barra -en la que nos sentamos nosotros y un grupete de chicas japonesas a lo "Sex&TheCity"- super completa; con bebidas alcoholicas de diferentes partes del mundo.
Por último, el chef acostumbra decorar los platos. Como comentamos que estabamos en Japón por nuestra luna de miel, nos sirvió el postre (una exquisita torta de chocolate con crema) con una dedicatoria: muchos corazones y la unica palabra en castellano que conocían, "gracias". Despúes les intenté enseñar que "felicitaciones" era la palabra en castellano para su "omedeto" pero no creo haber tenido mucha suerte.
Les dejo el link de Kojimachi Cafe para quienes quieran conocer un poquito más (y ver otros platos decorados). Esta mayormente en japonés, pero siempre pueden ver las fotos :)
Hasta el próximo reporte culinario de Aldu!

lunes, 24 de marzo de 2014

Fotografiamos: El Fortin de Santa Rosa, la playa


Al calor, agua.
Si es agua de mar, mejor.

Así, con mi lona nueva (regalo de navidad) bajo el brazo, me dispuse a caminar los pocos metros que hay desde la puerta de la hostería hasta la playa.
Me encontré con una playa al estilo Mar de Ajó. Médanos, playa extensa, mar algo revuelto.Y agua helada. Quizás en otra etapa de mi vida hubiera odiado el agua fría; pero esta vez la amé. 
El agua tiene un color más claro que las de nuestra querida costa atlántica, la cual se va aclarando aún más a medida que se visitan playas más al noreste.

Por las mañanas iba sola porque Marce trabajaba desde el hotel; y por la tarde ibamos juntos caminar. En una de estas oportunidades saqué las siguientes fotos. Las últimas dos, me encantan. :)


sábado, 22 de marzo de 2014

YoMama: Explotó la panza

Ya sabíamos que ese día iba a llegar, el día en que la pancita simpática se convertiría en una pelota. Así estamos ahora. Redonditos. Y con muuuucho más movimiento. 
Tambien estamos sentaditos mirando hacia adelante la mayor parte de tiempo; sin signos de intentar acomodarnos para el parto; y más bien cómodos del lado derecho de la panza. Todo indica que vamos camino a la cesárea.
Tomaremos apuestas a partir de la semana 30, es decir, el día 30 de marzo. Vayan pensando cuándo y cómo nace, porque habrá grandes premios (!?).

Hemos descubierto que Vincent reconoce la voz de su papá y que le gusta la música; cosa que no nos sorprende. De hecho, si no le gustara estaríamos considerando que es adoptado aún estando alojado donde está. Tenemos una leve sospecha de que prefiere a los muchachos de Liverpool, aunque también sospechamos que los movimientos que hace se corresponden a los bailes y gritos de su madre, o sea yo.


Afortunadamente ya pasaron las épocas de calor sofocante y hambre voraz. Aún así, nos fuimos unos días a comer y tomar frio al Calafate.
No conocía el sur, ninguna localidad, y uno de los principales motivos para preferir cualquier otro destino era precisamente el f r i o. PERO habida cuenta de los calores que venía padeciendo, de repente el viento patagónico me pareció el mejor compañero de vacaciones que pudiera haber. Fue fantástico advertir que frente a los glaciares, con todo el cuerpo helado, la pancita era la unica parte del cuerpo en la que no sentía frío. Seguramente vaya publicando fotos de las mini-vacas de aquí en adelante.
Además, tuve la oportunidad de empezar a probar el guardarropas de otoño-invierno, para darme cuenta que en esta temporada también tengo inutilizada casi la totalidad de mis prendas.
He advertido que la "pancita" ya no me entra en muchos de los vestidos que pensaba usar y que la mayoría de los tapados, camperas y sacos no me cierran. Iupiii! NOT.

Ahora unas fotos que dan cuenta de lo que ha crecido la panza.
La primera es de principio de febrero, super producida para el casamiento de una amiga y no-tan-producida para ir a cenar por el día de los enamorados.
En la segunda estoy en el hotel del Calafate, con mi uniforme de invierno (vestido+calzas+botas) y con más panza.

Y la última foto, y seguro más linda, es de mamá, papá y Vicente almorzando en el Museo de Hielo en El Calafate.
De a poco vamos cayendo en la cuenta de que en breve seremos tres, o mejor dicho 5 (a no olvidar a los dos hijos-gatos). Los hermanitos-gatos que se duermen apoyados en la panza y no se mueven cuando el bebé patea, pero sí cuando la mami se acomoda para dormir mejor. Se turnan para estar al lado mio y si me levanto durante la madrugada y no vuelvo a la cama en pocos minutos me van a buscar a donde esté; cosas que antes no hacían. Estarán locos? Estaré loca yo? Todo puede ser. Por lo pronto los notamos más mimosos.

Los dejo por hoy. Ya habrá más "cronología de panza", porque según dicen, la cosa se va poniendo cada vez más divertida.

Besos!!

DiariosdeViaje: El Fortin de San Rosa

Se nos va el calor y no puedo evitar reflexionar respecto a como lo sufri este verano. Confieso que la he pasado mal. Sin embargo, siendo fiel a mi optimismo y a mi credo de tratar de buscar lo positivo en las cosas, me recuerdo que combati ese calor con unos lindos dias de playa en Uruguay.
Siempre quise conocer las playas uruguayas, era una fantasia agarrar el auto e ir para allá, todos decian que era una pavada; que no era tanto viaje; pero siempre lo posponíamos por motivos diversos hasta que en la tarde del 25 de diciembre (si, cuando todos estaban atacando una porción de pan dulce) nos subimos al auto y nos fuimos.

Nos hospedamos en la Hosteria El Fortín de Santa Rosa.
Para ser honesta, como estaba casi todo ocupado, habiendo elegido Atlantida como nuestro destino, levemente nos fuimos corriendo de una ciudad a otra y terminamos en esta pequeña localidad con historia extraña casi sin darnos cuenta. Para dar una idea de mi confusión, con mis toques característicos de cuelgue, me fui diciendo que nos alojabamos en Piriapolis.



Cualquiera diria que el nombre proviene de alguna reminiscencia religiosa; en cambio, el nombre de este pueblo deriva de un buque llamado Santa Rosa que paraba en estas orillas para descargar cargamento de contrabando antes de llegar al puerto de Montevideo.

Posteriormente una familia local construyo su casa, la que posteriormente fue vendida para hacer la hosteria, que posteriormente paso a ser explotada por un muy amable matrimonio argentino-uruguayo que te hace sentir como en casa.

La hosteria tiene un estilo colonial y esta lleno de cosas antiguas. Aquellos que conocen la casa de mi mamá, sabrán que me sentí más en casa que nunca nadie jamás.
La mayoría de las antiguedades pertenecían a la familia de quienes trabajaban la hosteria, incluso las suites estan integramente amobladas por los juegos de dormitorio de aquellos con cuyos nombres fueron bautizadas.
Además, la explotación respeta normas ecológicas; por ejemplo, el agua se calienta por paneles solares; que también dan energía para la iluminación del lugar.

Dejo para otro día las fotos de las playas que recorrimos y de algunas de las comidas; por ahora cierro recomendando el lugar para el que quiera unos dias de tranquilidad y sol.

Buen finde!

lunes, 10 de marzo de 2014

Disfrutamos: El dia de los enamorados.

Hoy lei mucho, hable mucho, escuche mucho, camine mucho, escribi otro tanto; despues llegué a casa, al silencio del barrio de Saavedra y sus 45 minutos de lejanía del mcirocentro; y acabo de darme cuenta que todas las palabras que fui acumulando durante la mañana no se las pude enchufar a nadie.
Adivinen a donde van a ir a parar?

#holablogterapia

Que se le va a hacer? es esto o hablar sola... y todos sabemos que hablar solo no esta bien.

Así las cosas, trato de no sucumbir al instinto de ponerme a escanear unos documentos que bien podria escanear mañana, producto de la inercia de trabajar desde casa y no tener el famoso corte que significa salir de la oficina y tomarse el subte. Ese corte que todos hacen - inconscientemente- sustituyendo las preocupaciones laborales diarias por un insulto a nuestro facilmente alterable sistema de transporte publico (facilmente alterable = estornudo en el subte -> suspension de la linea -> todos a los colectivos -> los colectivos se llenan -> algunos optan por a un taxi -> otros optan por sus automoviles -> embotellamiento -> CAOS vehicular -> tardas en llegar a tu casa 3 horas y ya te olvidaste de lo ultimo que hiciste antes de calzarte la cartera y salir). 
Para ello, me puse a ver las fotos que anduve sacando este ultimo tiempo y encontre las fotos de las cenas del dia de los enamorados. Si, cenas. Hubo dos. Pero no porque creamos infinitamente en esta celebracion, sino porque nos encanta salir a comer. El dia de los enamorados fue la excusa.
 

El dia fue el viernes 14 de febrero; pero como somos un poco ansiosos, salimos a cenar el jueves a la noche. Marce eligio el Hotel Home en Palermo. 
Direccion: Honduras 5860.
Cuando llegamos dudamos en entrar, no porque el lugar fuera feo o algo asi, sino porque no se ve el restaurant desde la entrada. Asi que, si esta  publicacion les da ganas de visitarlo, entren de una y vayan directo al fondo, que es donde esta el restaurant.
La carta tiene pocos platos, pero son exquisitos. Se merece las buenas calificaciones que tiene. Marce se pidio un Pastel Ingles -shepper´s pie- que venía acompañado de una ensalada verda y que nada tenia que enviarle a los comidos en gran Bretaña; y yo, una pechuga de pollo con ensalada. En realidad tenia un nombre mas fashion cuando la pedi; a los pocos minutos adverti que habia pedido una pechuga de pollo con ensalada y me sentí una boba; pero cuando la probé era la mejor pechuga de pollo que había comida en mucho tiempo.
Si, todos esos sentimientos frente a un plato de comida.
Después, pasamos a los postres: tarta de manzana y volcán de chocolate (es necesario aclarar quién pidió el volcán de chocolate?). increibles. 
La atención fue excelente, el personal fue super cordial.
Conclusión: vamos a volver!



Así se nos hizo el viernes 14 y despues de estar todo el día fuera de casa, decidimos pedir pizza. Buscamos un lugar con buenas calificaciones cerca de casa; fuimos a comprar (a veces nos da fiaca esperar el delivery je je je) pero cuando estuvimos ahi, optamos por quedarnos. Terminamos comiendo cualquier cosa menos pizza.
El lugar, llamado Boutique de Pizzas y que queda en Ciudad de la paz 3204, tenía un menú para el día de los enamorados.
Entrada: tabla de fiambres (con unos pancitos riquísimos); plato principal: lomo con salsa y arroz (para Marce) y pollo a la mostaza con papas rusticas; postre: ensalada de frutas y helado. Comimos hasta decir basta.
El lugar era muy bonito y las chicas que atienden eran super simpaticas.
Conclusion: tenemos que probar la pizza!!!

Por ultimo, la fotito de lo que lucimos Vincent y yo ese dia.
Vestido regalado por mis amigas un par de cumples atrás; chatitas de Perugia y cartera de Carla Danelli (todo outlet, hell yeah!!).
Pensar que no pasó ni un mes y tengo muchísimas más panza!!
Ah si... prometo en unos dias publicar como llegamos al sexto mes :) Hasta la proxima.

Fotografiamos: BAF

Hace dos semanas tuvo lugar lel BAFWeek. No tenía ni la más remota posibilidad de ir, hasta que gracias al RockingStyle Blog entré por la ventana. Gané invitaciones especiales para el desfile de la diseñadora Andrea Urquizu y fui.
Fue una experiencia divertida, no solo porque se conocí gente interesante (es un peligro dejarme sola en un recinto con gente... hablo hablo hablo...), sino porque presencié un desfile de moda desde la segunda fila, cosa que ni se me hubiera pasado por la cabeza. Confieso que fue emocionante el momento en que vi la sillita sola, como llamandome y me arriesgué a ocupar el lugar. Primero lo ocupe; despues pregunte si podia... no sea cosa de pasar un papelon, pero tampoco iba a perder el lugar.

Saqué varias fotos que me gustaron, por eso las publico hoy. Sino después empiezo a pensar que ya "son viejas" y quedan ahí... en la carpeta del disco rigido extraible.

Las primeras son del predio ferial de la Rural, sobre todo las marcas con cosas preciosas para comprar: Quiero June (esos zapatos coloridos herrrmosos), Justa Bsas y sus sobres emblema, Jesus Fernandez, Positivo ( y sus objetos de diseño). Ademas, Paseo Alcorta (#MuyAlcorta), Hush Puppies, Natura y los osos gigantes de Benito Fernandez.

Y al final, como ya se sumaban muchas fotos, y ademas; hay muchas otras fotos mejores de la cobertura del desfile, hice un pequeño collage con algunas de las prendas que presento Andrea Urquizu.
Enjoy!