miércoles, 29 de mayo de 2013

Comimos: Arroz con pollo como el de mi mamá


hace un par de años que vivo con mi novio, ahora sr. marido. para ser exacta, un par de pares.
intenté en reiteradas oportunidades reproducir en mi cocina alguna de las exquisiteces que cocina mi mamá, pero no siempre tuve buenos resultados. algunas veces me sorprendí de mis habilidades, otras comencé a pensar en que cenar en la casa de mi mamá todos los días era una excelente idea.

hoy estaba extrañera; no se fue el frío, la lluvia que me agarró ayer o la pequeña ración de ensalada que resultó ser mi almuerzo; pero tuve ganas de comer algunas de cosas que comíamos con mis hermanos en casa cuando volvíamos del colegio.
resultado: intento de arroz con pollo.


ingredientes: piqué cebolla (bien chiquitito), corté un morrón rojo en cuadraditos (una innovación personal en la receta), corté en cubitos una pechuga de pollo, preparé una taza de arroz y abrí una lata de arvejas.
preparación: se pone a calentar una cacerola mediana, cuando tomó calor, se pone a dorar la cebolla con el morrón. una vez que se pone transparente la cebolla, hay que poner a cocinar el pollo. cuando el pollo ya esta sellado (cocinado por fuera), hay que poner el arroz (sin cocinar) junto con un caldito de pollo y un poco de azafrán. se deja cocinar unos 30 segundos y se hecha una taza de agua. esto va a hacer que el arroz se hidrate y se cocine. cuando rompe hervor ese juguito de caldo y azafrán hay que poner la preparación a fuego bajo y ... esperar. si es necesario hay que agregar un poco mas de agua.
en aproximadamente 20 minutos tiene que estar el arroz y el pollo bien cocido.
toque final, a los 15 minutos de cocción (o 5 minutos antes de que esté listo) se agrega media lata de arvejas, con jugo y todo.
en la primer foto se ve la preparación en proceso. 
en la segunda y en la tercera, la mesa preparada en casa, una vez terminado el partido de boca. otra recuerdo hermoso que me trae esta receta es que fue mi primera aproximación a la vajilla oriental. recuerdo ser muy chiquita y pedirle a mi mamá que me sirva el arroz en cazuelas (ella tenía unas marrones que me re re re gustaban). es por eso que mi mesa esta noche se viste de japón con un juego que me regaló mi mamá hace un par de cumpleaños.
y en la última, mi mamá! que linda que es!!

domingo, 26 de mayo de 2013

DiariosdeViaje: los honores de Escocia - Edinburgh International Festival, Princes Street Gardens & Walter Scott Memorial.

llegamos a Edimburgo. 
acá la pifiamos peor que en Glasgow. 
no sólo creímos que la estación del tren estaba a pocas cuadras del hotel (cosa que no era así) sino que encima era la calle equivocada la que creíamos que estaba cerca (esas que tienen el mismo nombre pero una es ROAD y la otra STREET). así, caminamos como condenados hasta el hotel cargando nuestras valijas, que para todo esto ya venían bastante cargaditas.


Edimburgo es una cuidad preciosa, seguramente una de las más lindas que vimos en el viaje, pero con una detalle que no vimos en ninguna hasta el momento. es una ciudad dividida al medio. saliendo de la estación Waverly de tren, a la izquierda tenemos la ciudad vieja, y a la derecha, la ciudad nueva.

en la ciudad vieja tenemos el castillo de Edimburgo y el Palacio Holyrood unidos por la Royal Mile; mientras que la ciudad nueva contiene las tiendas comerciales, los primeros hoteles de la ciudad y una cuadricula perfecta como no hemos encontrado en otra ciudad. 

la ciudad ofrece unas hermosas vistas aéreas, por estar construida en altura, así como también posee unos hermosos parques.

el que más me gusto es el Princes Street Gardens, éste acompaña a la Royal Mille, o calle real en su recorrido hasta el castillo de Edimburgo.
se merece ser destacado el Walter Scott Memorial, autor muy famoso escoses, homenajeado en una hermosa construcción en los jardines junto a su perro.

si bien en toda Gran Bretaña existe una devoción "canina", lo cierto es que los escoses llevan la delantera. no sólo tenemos este monumento, sino que más cerca del Castillo de Edimburgo se puede encontrar un momento de Bobby, el perro más fiel del mundo. 
les dejo este link para que conozcan la historia: http://www.edimburgo.com/greyfriars-bobby

una de las sorpresas que nos encontramos al llegar fue que se estaba llevando a cabo el Festival de Edimburgo.

la verdad, bastante ignorantes nosotros, no teníamos mucha idea de lo que esto era, por lo que no dudamos un segundo en meternos a a averiguar. 
nos encontramos con que la ciudad se vestía de teatro; miles y miles de artistas callejeros ofrecían cualquier cantidad de espectáculos para ver.
los principales era obras de Stand Up, miles y miles de salas, miles y miles de obras.

lamentablemente, no nos animamos a ir a ninguna. hay una razón. los escoses tienen el acento más difícil de las dos islas, y con honestidad, estábamos seguros de que no íbamos a entender una sola palabra!!!
por esto, solo disfrutamos de los espectáculos callejeros, y nos volvimos al hotel a descansar porque este 14 de agosto de 2011 había sido un día muy largo.

lunes, 20 de mayo de 2013

DiariosdeViaje: las tierras medias - Glasgow, GoMA & Kelvingrove

13 de agosto, segundo día en Glasgow. cuando llegamos no sacamos fotos porque estábamos agotados. erróneamente decidimos que el camino desde la estación al hotel era lo suficientemente corto como para hacerlo caminando, y así llegamos al hotel cargando todo nuestro equipaje con lo último de nuestra fuerza.


el hotel estaba buenísimo, super funcional y moderno. tenía un control remoto gigante que te daba la bienvenida con nombre y apellido, y con el que se podía controlar desde la tele hasta las luces y las persianas de la habitacion.

fue lo mejor que las islas le pudieron dar al Marce.

durante el resto del día hicimos lo que hacen todos los turistas, caminar y caminar. dimos vueltas por el centro de la ciudad, ya que el paisaje variaba mucho del resto de las ciudades que habíamos visitado. en Glasgow lo nuevo se mezcla con la viejo por ser una ciudad que creció junto al desarrollo industrial de Escocia.

visitamos dos museos. el primero fue el GoMA. debemos reconocer que lo que primero nos llamó la atención fue el nombre. obviamente que el Escocia nadie tenía de la más mínima idea de lo que la palabra goma significa para los argentinos, pero nos sirvió para tener ganar de recorrer el interior de la "Galery of Modern Art" de Glasgow.

tenía una disposición extrañísima y una tendencia a dejar al visitante interactuar con lo expuesto, así terminamos sentados en una mesita dibujando tarjetas que quedaron pegadas en las paredes del museo.
qué fue lo que más nos llamó la atención? los vinilos del Che Guevara que decoraban las paredes!
a lo largo del día nos daríamos cuenta de que los escoceses lo tienen muy presente.

dimos unas cuantas vueltas más por la ciudad -donde nos encontramos este grupete de gente cantando, bailando y tocando instrumentos típicos escoses, algo así como nuestros entrañables bailarines de tango de la calle Florida- y nos fuimos a otros de los museos "cocolichizos" de Escocia.

hemos decidido in-titularlos de esa manera porque en los mismos se puede encontrar desde una sección de pintura barroca hasta fósiles de dinosaurios.

en viajas posteriores empezaría a sospechar de cierto fetiche británico por los fósiles.

en este caso me estoy refiriendo al Kelvingrove Art Gallery and Museum.

la verdad, les debo las fotos de los dinosaurios, porque honestamente mucho no me interesan. además, va a haber varias el día que decide subir las fotos del Natural History Museum de Londres.

sin embargo, lo que más disfruté del día fue la cena. encontramos un local de Jamie´s Italian.
forma parte de la cadena de restaurants que tiene Jamie Oliver (el de Jamie´s 30 minutes meals!)
nos tomamos unos tragos, disfrutamos de unos exquisitos platos de pastas y nos volvimos a hotel a prepararnos para irnos al día siguiente a Edimburgo.