viernes, 11 de enero de 2013

Disfrutamos: 20.13

para no perder la costumbre, colgué.
no me arriesgaría a decir que si "colgarse" fuera una disciplina olímpica yo sería triple medallista debido a que muy problablemente me olvidaría de anotarme para competir o ni me enteraría de la competencia hasta una vez terminada.
ese es el placer de vivir colgada de una palmera.
no se crea el lector que me afecta, todo lo contrario, podría decir que hasta me reconforta.


así las cosas, se vino el 2013.

hace muchos años, leí que en algún lugar del mundo que no recuerdo, en alguna cultura que tampoco recuerdo se decía que los primeros 12 días del año eran un reflejo de los 12 meses del año por lo que era muy importante recordar como nos sentíamos, que experiencias teníamos así como tratar de rodearnos de gente linda, de momentos cálidos para que ésto nos acompañe durante el año. los invito a todos a que hagan la prueba, a que anoten en sus agendas del 1° an 12 de enero que hicieron, que les pasó, que les preocupó y a que durante el año vayan viendo si pueden encontrar esos sentimientos en sus vidas.

 
encontrándome al día 11 puedo decir que mi 2013 pinta genial. fueron entre amigos, en familia, con mucha música, con mucha comida y con una de las noticias más lindas de las últimos tiempos: nació Santino, el hijo de mi amiga Cinthya; y más lindo aún, mi ahijado. :)



la foto no es casual, es de Noche Vieja, cuando nos preparábamos con mi Sr. Marido para ir a cenar a la casa de mi papás y Papá Noél me contestó por mensaje de texto mi cartita diciéndome que tenía un ahijado.



los dejo, porque parte de mi 2013 incluye acomodar la casa y prepararme algo para almorzar ;)