martes, 31 de julio de 2012

4 días en Paris: Versailles y Montmartre

31 de julio de 2011: hace un año madrugamos.
madrugamos porque teniamos que tomar a primera hora de la mañana el tren -que afortunadamente pasaba por una estacion a pocas cuadras del hotel, sobre ese puentecito que contaba ayer- con destino a Versailles. una vez ahí comprobamos lo que era ser un turista en una de las ciudades más visitadas del mundo.

para entrar al famoso palacio había que hacer dos filas, una para sacar la entrada y otra para entrar efectivamente. en un brote de inspiración sacamos nuestras entradas por internet, por lo que la primer fila no la tuvimos que hacer. aún así, siendo cerca de las 8 de la mañana, tuvimos que esperar mas de media hora para entrar.
valió la pena cada segundo de espera. nos encontramos con una construcción imponente y super lujosa, a pesar de hacer sido reamoblada mediante donaciones y pesquizas de mobiliario efectuadas mucho después de la revolución francesa, en la cual el palacio fue saqueado. hay que destacar que, aún con el mobiliario incompleto, tanta opulencia hacen claramente factible un deseo desenfrenado de saquearlo! basta de brocato, basta de dorado a la hoja! 
también encontramos otros tesoritos, como un local de Ladurée (http://www.laduree.fr/fr/scene) donde me mande mi primer papelón: recorrí la tienda haciendo como que me guardaba todos los productos en mi cartera al grito de "me choreo todo" es un perfecto castellano, que a miles de metros de Buenos Aires pensé que nadie iba a entender. nadie, con excepción de la vendedora de habla hispana que cuando me auto-pregunté en voz alta cuanto saldría una cajita de macaroons me contesto muy claramente "quince euros". también fue un lugar de confraternización con un paisano, que después de escuchar mi vergonzoso diálogo con la vendedora se acercó para preguntarnos a qué precio estarían los toblerone en el aeropuerto de Ezeiza.
sacamos unos cuantos cientos de fotos, aquí hay solo algunas... 

así las cosas, llegamos al mediodía. compramos unas baguettes para el camino de vuelta a París y nos subimos al tren.

continuando con las sorpresas, nos encontramos bajando del tren (en esa estación a pocas cuadras del hotel) frente al Café de París.
le hicimos honor con un "café au lait" y un"soufflé de frutos rojos", que si bien equivalieron en costo a una cena, valieron cada centavo.

pero lo que más recuerdo de esta tarde es que comprendimos esa idea de que en el viejo continente las ciudades no tienen cuadrícula. nos pasamos una cuadra y en lugar de volver, dijimos "sigamos una más y después volvemos"... ese después volvemos se transformó en un "terminamos caminando por una avenida que no figuraba en el mapa". en consecuencia, aparecimos en una parte muy poco turística de París de condominios (o porque no conventillos) de inmigrantes africanos. 

seguimos caminando, y después de mucho, mucho caminar llegamos al Arco del Triunfo. debo decir que Marce lo disfrutó a pleno. lo recorrimos, de un lado, del otro y seguimos caminando por la "Avenue des Champs-Élysées" (donde por qué no reconocer que hice algunas compritas) y por la verdadera avenida de la moda, la "Montaigne" (donde por qué no reconocer que para comprar alguna cosita debería haber vendido una de mis queridas corneas)

 pero esto no fue todo, buscamos un lugar donde cenar -que merecerá en otra oportunidad su propia entrada del blog- y nos dimos cuenta que aún ya siendo las diez de la noche, quedaban cosas por hacer.

he aquí uno de los momentos mas románticos del viaje. decidimos subir a la Torre Eiffel de noche y ver desde adentro los destellos de las diez, once y doce de la noche.

no sin antes tener una linda espera, subimos los más de seiscientos escalones para ver a la ciudad luz con las luces de la noche. una vista impresionante (que no se si se refleja bien en la foto :( ... ).

una última anédocta: mientras estabamos bajando, agotados, una pareja parisima nos pasó por al lado. él de pantalones náuticos y mocasines, ella con taco aguja y blusa de seda. nos sentimos unos verdaderos parias!! ha pasado un año y sigo sin entender como hicimos para subir y bajar esos escalones sin que se les note el esfuerzo...

mucho para un solo día, no? es cierto, por eso, bajamos de la torre, bordeamos el Senna camino al hotel y nos fuimos a dormir para tener un 1° de agosto igual de intenso.

lunes, 30 de julio de 2012

DiariodeViaje: 4 días en Paris - la Torre


llegamos a Paris a g o t a d o s después del larguísimo viaje. nos recibió un aeropuerto gigante y una señora que nos selló el pasaporte sin siquiera mirarnos la cara. dato importantísimo si tenemos en cuenta mi terrible paranoia respecto a la deportación o prohibición de ingreso.
asi las cosas, pedimos un mapa en un patético francés y nos dirigimos al hotel en tren y subte.
mi primera impresión de París fue una nenita rubia que hablaba con una voz super dulce con su mamá, mientras las dos compartían una baguette. estaba sentada justo enfrente mío (y mi valija) y me sonrio cuando vio que la miraba.

nos alojamos en la zona del Trocadero, en la cuadra de la estacion Mirabeau. un sueño el lugar. entramos al hotel, que era una hermosa habitación con una hermosa vista al pulmón de la manzana donde todas las sras. francesas que vivían colgaban su ropa o tenían sus jardincitos de invierno perfectamente decorados. no pudimos disfrutar más porque necesitabamos reponernos de casi un día de andar viajando. así como estabamos... nos quedamos dormidos.

cuando nos levantamos, volvimos a maravillarnos con la vista de la habitación y nos preparamos para salir a nuestra primera caminata por París. otra sorpresa increíble estar alojados a dos cuadras del Senna, y más aún nos soprendió cruzarlo por un puentecito que había por ahí y encontrarnos con la gigantezca torre de fondo. una verdader postal.

ese día nos dedicamos a caminar, fuimos hasta la torre, caminamos todos los Campos de Marte hasta la escuela militar y volvimos al hotel por los caminos que bordean al Senna.
nuestra primera cena fue de lo mas romántica -al menos para mi!- compramos en un conocido super del país nuestra primera baguette, con un rico juego de frutas y nos sentamos en un banquito frente al Senna a comer. eran justo las 10 de la noche y la torre no tuvo mejor idea que regalarnos esos detellos que hace durante la noche!

domingo, 29 de julio de 2012

Disfrutamos: el dia que volamos a Europa

la intención de estas entradas es ir recordando el viaje que hicimos con Marce el año pasado por Gran Bretaña y París. para hacerlo más entretenido decidí que iba a publicar una entrada por cada día del viaje exactamente un año después. es decir, hoy 29 de julio de 2012, voy a escribir sobre el 29 de julio de 2011, día en que partimos; y así sucesivamente. espero, para el próximo 20 de agosto, haber completado mi viaje compartiendo fotos y algunas anécdotas.
como decía, el pasado 29de julio cerca del mediodía salimos el Marce y yo de casa con una gran valija con destino a París. de más está decir que mis nervios superaban a los que pude haber sentido en cualquier examen de la universidad, haciendo de mí una compañía muy poco tolerable. tal es así que a pesar de haber sido medicada ilegalmente por mi madre me encontré entrando al área de migraciones del aeropuerto de Ezeiza al grito de "permiso, perdemos el avión! perdemos el avión!".
pese a lo que pueda pensar el lector, mi futuro marido, a pesar de haber sido compadecido por otros pasajeros ("ya está más tranquila tu señora?" supieron preguntarle...) abordó conmigo el vuelo que previo una escala en Río de Janeiro nos dejó en la tarde del 30 de julio del 2011 en la cuidad luz.

como llegamos? ... se sabrá mañana 30 de julio del 2012 cuando publique la entrada del 30 de julio de 2011!!!

lunes, 16 de julio de 2012

DiariosdeViaje: las tierras medias - Glasgow, el castillo de Stirling y el LochLomond

bienvenidos a Escocia!!
el 12 de agosto nos tomamos el tren a Glasgow. fue un viaje de aproximandamente 4  horas y al llegar, no tuvimos mejor idea que caminar desde la estación de tren hasta el hotel, con valijas y todo.
no nos pareció tan grave debido a que en comparación a París y a Londres, Glasgow es una ciudad más pequeña. aunque no tanto como para caminarla con valijas!!
 
así, quedamos agotados, por lo que cenamos y nos fuimos a dormir, dejando las investigaciones turísticas para el día siguiente.
ese día fue el 12 de agosto, desayunamos en un barcito (que también estaba en un sótano!!) y fuimos hasta la plaza principal para juntarnos al grupo de gente con la que iríamos a castillo de Stirling. este es un castillo defensivo, con incluso menos comodidas y lujos que los castillos ingleses. se encuentra en la altura, en la zona que divide las tierras medias de las tierras altas (low lands, high lands... como high...lander).
a mi sr. marido le encantó. podríamos decir que hizo todo el viaje para conocer ese lugar, y para ver a lo lejos, el William Wallace Memorial, tambíen construido en las alturas.

continuamos viaje por las low lands, hacia el Río Lomond, o mejor dijo Loch Lomond, para terminar en una destilería de Whisky.
dos cosas para remarcar. 1) estaba tan cansada que no saqué una sola foto. habrá que esperar a que mi Marce quiera hacer un blog y subir algunas!! 2) descubrí que el whisky no era una bebida para mí. me sirvieron una medida y sentí mi interior prenderse fuego a su paso.
aprendimos sobre cereales, barriles y me compré una ovejita de peluche! (a quién se le pudo ocurrir que iba a comprar whisky??)

volvimos al hotel, el que también merece una mención especial. era el CitizenM de Glasgow. la habitación era ínfima, pero estaba excelentemente distribuída. Marce fue muy felíz con su control remoto personalizado, que controlaba la tele, las cortinas y hasta las luces del baño.
acá subo unas fotos del baño y de la super cama con tele, en la que adivinen que peli estaba mirando mi marido???

Comimos: comida japonesa

después de una tarde de mate con mi amiga Gi, hablando y planificando viajes, propios, mutuos y ajenos, llegué a casa con ganas de palpitar un viaje que se está acercando.
si Dios quiere, y tras muchos años de desearlo, voy a conocer el país del Sol Naciente.
se me presenta como un desafía super interesante -no sólo por estar planificado como luna de miel- sino como momento para poner en práctica mis ya varios años de estudios de idioma japonés.


de todas maneras, lo que estoy buscando imaginar son las comidas de todo el viaje. 
por lo poco que se, puedo decir que la comida japonesa va mucho mas allá del mega conocido sushi, hay mucho pescado (cosa que me da un poquito de miedo), pero también muchas verduras. sin embargo, lo que mas intriga me da son los dulces, como se hace para elaborar comida dulce rica sin dulce de leche!? 

las comidas de las fotos son mi almuerzo en el festival Okinawense que se realizó a principio de año en Buenos Aires. sushi, tempura de cerdo y de verduras, y masitas de poroto negro con el infaltable té verde.
otra cosa que muero por conocer son las presentaciones de los platos. las bandejitas o llamados "bentos", que bien podria decirse que son tapers hermosamente decorados y llenos de separadores, de los cuales pretendo traerme un montón, pese a las quejas del sr. futuro marido. :)

miércoles, 11 de julio de 2012

diarios de viaje

otro de los motivos de este blog es finalmente bajar a papel (virtual?) el recuerdo de los viajes que hice. algunos cortos, otros largos; algunos cerca, otros lejos... no dejan de ser una fuente de recuerdos y anécdotas de esas que uno no quiere olvidar.
todavía no se por donde empezar, ya se me va a ocurrir....

martes, 10 de julio de 2012

Comimos: empanadas de carne

me defino como una gran amante de la comida, y para celebrarlo voy a hablar del manjar mas grande que pueda existir: las empanadas de carne.
las de la foto son de la cena de ayer, elaboradas por mi futuro esposo Marce, e inspiradas en las empanadas norteñas que lo vieron crecer en San Salvador de Jujuy. pocos ingredientes: carne cortada a cuchillo, huevo duro, papa y cebolla de verdeo.
si bien todas las empanadas de carne son bienvenidas, solo estas y las de mi mama tienen el privilegio de parecerme irresistibles. las de mi mama son de las llamadas cordobesas o sureñas, no tienen papa ni cebolla de verdeo, pero si pasas de uva o aceitunas (ahi siii que me vuelvo loca).
hay algo que comparten ambas? si! el repulgue! conocimiento transmitido de Mamá Ana a Marce a través mio.
 

lunes, 9 de julio de 2012

mensaje de auto-bienvenida

gruyas para la fortuna y la paz
siempre me gustó escribir. pero el esmero que me encuentro poniendo a la redacción de mails o simples documentos me dio la pauta de que tenía que buscar un ámbito para escribir "por escribir". entonces, aquí estoy, prometiéndome a mi misma volcar en este blog todas aquellas cosas que voy escribiendo en papeles sueltos para que juntas reflejen las cosas que dan sentido a mis dias y para compartirlas con quien las quiera leer. sean todos muy bienvenidos!